domingo, 17 de julio de 2011

EL ENEAGRAMA Y EL SEXO

EL ENEAGRAMA Y EL SEXO


TIPOS DE PERSONALIDAD Y EL SEXO.

Primera parte:





No hay tema que despierte más pasiones y atracción que el sexo. En todas las películas y la T.V., es siempre la parte que más capta la atención. Generalmente se piensa que cualquier tema comienza a ponerse divertido, apasionante, atractivo cuando se habla de sexo, pero está claro que esto es según el tipo que lo percibe. Ahora ustedes verán que las imágenes son llamativas, la idea es que se observe justamente
eso que producen, su enorme poder.
Hoy tomaré el sexo como lo tomamos a diario, desde la personalidad o en función de ella.


No lo tomaré en sentido evolutivo, no en el verdadero sentido de la palabra, esto es, el desenvolvimiento del hombre en la dirección de la adquisición por su propio esfuerzo de una conciencia superior y de la liberación de sus fuerzas y facultades latentes (1). Así como tampoco en su función procreativa, sino que tomaremos al sexo como placer, ya sea que lo provoque o no, más bien como parte del uso que hace la falsa personalidad, la parte más imaginaria y polar de los seres humanos. Así “el histeriqueo” en la conquista del sexo opuesto, la vanidad, el sí por el no y el no cuando es sí, del quiero no quiero, el excibicionismo o la inhibición, la falta de naturalidad, son algunos de los ingredientes que aquella conlleva. Nos ocuparemos entonces del modo de acercamiento sexual de cada tipo de personalidad.

(1)Peter Ouspensky, Un Nuevo Modelo del Universo.

 
Tomemos para empezar el número 1, valora lo que es correcto o incorrecto en la situación, si bien lo hace como punto focal de su atención en su vida en general, en particular en una relación sexual va a tomar en cuenta lo correcto o incorrecto no sólo como postura física sino también valoración moral o normativa. En lo postura física siempre se los ve erguidos con la espalda recta, y es de suponer que le importa mucho que su miembro se vea bien parado, esto es lo perfecto. Con respecto a lo moral se deduce que no va a hacer algo reprimido nunca y como va a estar muy preocupado mucho menos desinhibirse, dado que para él o ella es una cuestión de hacer lo que está bien y no siempre tener sexo es hacer algo bueno en la cabeza de una persona, es muy probable que sienta algo de culpa. Por otro lado en caso de dar en el blanco con la persona justa, su forma de ser la va actuar de modo posesiva y va a sentir celos por el ser deseado. En caso de traición o perderla va a sentir ira.

¿Cuál es su posición preferida? :



Esta postura ayuda a lograr para el Uno la unidad deseada con el otro, la cual puede darle mucho placer.

Pasemos al tipo número 2 su punto focal de atención se enfoca en el deseo de aprobación, este mecanismo funciona para todos sus relaciones, todos los días, pero si bien parecería que va hacer todo lo que sea para llamar la atención del otro en una relación sexual, como por ejemplo realizar un “strip”, no, más bien no va actuar hasta sentirse querido – a, es esto lo que le va a dar seguridad y va a ser el disparador para desinhibirse. Aún así, éste tipo de personalidad está muy preocupada dar y sobreproteger a la pareja, lo cual puede resultar absorbente y muy demandante. Desde afuera se los ve como muy dependientes de la pareja y lo son, como si fuera el centro de su vida. Es el tipo de persona que si no llega al orgasmo se sienta poco querida. Los dos generalmente reprimen la expresión de lo que les gustaría.



¿Cuál es la postura del dos? :





Es una postura que puede ayudar a dar y dar placer, a condición que en caso del hombre arriba no lo haga automáticamente, siempre y cuando no se pierdan a sí mismos.



El tipo Número 3: su punto focal de la atención está en que reciban atención de lo que hacen, es decir van a dar placer, pero se van a sentir bien si se les dice que lo hicieron bien. Son vanidosos, ante todo van a querer gustar, les importa mucho las formas físicas, la belleza y si se sabe bello o bella es muy difícil llegar a ellos, más bien se mantienen en pose, es el caso de exhibicionismo de la virilidad. Mantienen siempre la imagen.



Esta es la imagen que le sienta:









Este tipo de personalidad tiene como centro de su vida el sexo, en caso de no poder tenerlo suelen sentirse desdichados, necesitan que el otro les devuelva su imagen. En este caso el otro es un complemento de su personalidad (imaginaria).
PARA LEER LAS OTRAS DOS PARTES CLICKEAR EN:
SEGUNDA PARTE
TERCERA PARTE




1 comentario:

Susanna Cebrian Pruna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.